lunes, 21 de agosto de 2017

¿RESPETO A LAS VÍCTIMAS...?

Fotografía: lavanguardia.com
¿Por qué se ha celebrado con tanta rapidez una misa solemne en la Sagrada Familia, cuando aún se están identificando cadáveres y hay muchos heridos y familiares en los hospitales de Barcelona?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Se ha celebrado una ceremonia religiosa muy espectacular, con honores de Estado y pompa católica y cardenalicia, pero me pregunto, ¿todas las víctimas eran católicas, todos los heridos y sus familiares son católicos?, pregunta el politólogo del barrio.
Se hubiera podido celebrar en el que fue llamado Centro Ecuménico Abraham, aquella iglesia que se construyó en la Villa Olímpica, oficiando una ceremonia entre religiosa y laica, con menos obispado católico y más representantes de todas las religiones, una ceremonia más sencilla y sentida, apunta la vidente.
La hija de la bibliotecaria lee en el móvil: “Ubicada donde termina la Villa Olímpica y comienza el barrio del Poblenou, la actual parroquia de la Villa Olímpica fue construida por el arzobispado de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, como centro de servicios religiosos para los delegados y atletas de tal evento, donde se daba cabida a católicos, protestantes, budistas, islámicos y judíos por igual.”
Es una iglesia muy pequeña y poco vistosa comparada con la majestuosidad de la Sagrada Familia, replica la cuñada del dentista.
Estamos en verano, ¿no?, se hubiera podido celebrar en el exterior, alrededor de esta pequeña iglesia, sin tanta pompa y mitrado, indica la dueña del bar.
Ustedes siempre poniendo palos en las ruedas, como los de la CUP y otros comunistas, criticando a la monarquía católica, al gobierno y a los cardenales y obispos, ¡y al pobre Gaudí!, hagan lo que hagan, contesta la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza en el bar.
¿Quién ha hablado del pobre Gaudí, el arquitecto catalán al que tanto utilizan todos, incluido el Vaticano, pare vender y vendernos mejor?, replica la nieta del anarquista.
¡Todo es turismofobia, desacato, secesión, gamberrismo catalanista y comunista!, exclama la cuñada del dentista.
¿Respeto a las víctimas, a los heridos y a sus familiares?, pregunta finalmente la sobrina de la peluquera. 

domingo, 20 de agosto de 2017

¿EXISTE UNA CULTURA POLÍTICA DE LA PAZ?


Pero, ¿ha existido alguna vez una cultura de la paz, una cultura política de la paz, más allá de palabras vanas y discursos retóricos?, pregunta el poeta romántico del barrio, subido a una silla del bar y con un panfleto en la mano, que se ha encontrado por la calle, dice.
Bien preguntado. Somos productores y consumidores de violencia y más violencia, no de paz, esa palabra tan oportuna cuando no se sabe qué hacer ni qué decir, responde la vidente.
El poeta romántico empieza a leer el panfleto:
"Guerras y más guerras, hipocresía política, corrupciones económicas, tráfico de refugiados, explotación, trabajo precario, sueldos bajo mínimos, paro, alquileres altos, mobbing en viviendas, acoso laboral, acoso en las escuelas, violencia de género (eufemismo: asesinato de mujeres), violencia criminal y tráfico de todo tipo en la realidad y en las películas de más éxito, en las series de televisión, en videojuegos para niños, jóvenes y adultos elogiando al más fuerte y violento en las matanzas de ficción, agresiones y humillaciones en la calle grabadas en los móviles como diversión para niños, jóvenes y adultos, fanatismos religiosos, persecuciones racistas, amenazas políticas, económicas y sociales a diario, ¿qué más podemos añadir como testimonio de esa falsa cultura de la paz que tanto reivindicamos cuando ocurre una tragedia a nuestro lado, en actos institucionales y en duelos nacionales e internacionales de dos y tres días? Una catarsis social, necesaria, sí..., pero todos sabemos que luego volveremos a la agresión cotidiana, a la violencia de cada día." Aquí finaliza el panfleto. 
No, señoras y señores -continúa diciendo el poeta romántico-, no existe en nuestra sociedad, en ningún país, una cultura real, auténtica, de la paz, más allá de las palabras y los discursos oportunistas, más allá de ciertas novelas, poemas y panfletos llenos de buenas intenciones, como éste que me he encontrado pegado en una pared y que les acabo de leer.

Abucheos, aplausos y silbidos, la dueña del bar pide un poco de calma..., más abucheos y silbidos..., algunos aplausos..., póngame otra cerveza..., y sigue la comedia humana en el bar del barrio y en la calle.



sábado, 19 de agosto de 2017

UNA CARTA DE BATALLA

Un artículo de Ramón Cotarelo, el que fuera profesor de Ciencias Políticas de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero, en forma de carta, ha sido reproducido hoy (19.08.17) por el poeta catalán Josep Maria Fulquet en Facebook: Palinuro: Carta abierta a Felipe VI.

(Contraindicaciones preventivas: No apto para los que adolecen de síntomas de catalanofobia o alergias semejantes), advierte la vidente en el bar del barrio.

SIGUE LA LUCHA EN EL BARRIO...


El día después del atentado, sigue la lucha en el barrio, en Ciutat Vella..., dice la sobrina de la peluquera en el bar.
Lee la hermana del informático en el móvil:
"Centenares de antifascistas y vecinos de la Rambla han intentado echar a gritos a un grupo de ultraderechistas que se había reunido en la zona para manifestarse. El centro de Barcelona ha vuelto a acaparar todas las miradas, horas después de ser el escenario para homenajear a las víctimas del atentado que tuvo lugar este jueves y que terminó con 13 muertos y centenares de heridos.
El lugar marcado por la tragedia y en el que miles de personas se han reunido en silencio para apoyar a los afectados, la tarde del viernes ha vivido una pitada multitudinaria y chillidos para expulsar a una veintena de ultraderechistas que habían convocado una manifestación en el centro de la ciudad con motivo del atentado en Barcelona."

¿Y en los otros barrios no ocurre nada, no se manifiesta nadie y vienen a curiosear qué pasa aquí?, pregunta la dueña del bar.
No provoquemos más rebeldías ni revoluciones, que no estamos para peleas, advierte la cuñada del dentista.
En cuanto pasan unos día, estos insurrectos catalanistas ya vuelven a la carga, al desacato, y se pelean con todo el mundo, indica la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza en el bar.
Ya lo decía el bueno de Goethe en el siglo XVIII: "Prefiero cometer una injusticia antes que tolerar el desorden", cita el poeta romántico.
El jaleo no se ha terminado, por desgracia, ni mucho menos..., apunta la vidente del barrio.

Fotografía: lavanguardia.com

viernes, 18 de agosto de 2017

UNA PROFUNDA Y EXTRAÑA CALMA EN LA CIUDAD














En Barcelona hay hoy una profunda y extraña calma.
Ayer tarde los turistas iban perdidos, extraviados de una calle a otra, sin poder llegar al hotel.
Una amiga del barrio tampoco pudo llegar a su casa cuando volvía de trabajar, y fue a dormir a casa de su madre, que vive en otro barrio.
Hoy viernes el mercado de la Boquería está cerrado.
Ofrenda de flores y velas encendidas en la Font de la Rambla de Canaletes, junto a la Plaça Catalunya, y también en el mosaico de Joan Miró, en la Rambla, entre las calles Hospital y Boquería.

-"No tenim por", (No tenemos miedo), decían, dicen y dirán muchas voces.

Fotografías: lavanguardia.com

"LA SANGRE DE LOS OTROS"


Barcelona y Cambrils en estado de alerta, sigue la máxima vigilancia en las Ramblas, Plaça Catalunya, Barrio Gótico y Raval, dice la hermana del informático mirando el móvil.
Desde hace mucho tiempo, pero más en los últimos años, estamos viviendo la guerra mundial del terror, donde cada ciudadano es una posible víctima, pero más los ciudadanos de a pie, los que vamos por la calle, en metro, en autobús, en tren, en avión, etc., comenta la sobrina de lapeluquera.
Sin más protección que el azar, que el hecho de estar o no en el lugar de la matanza, comenta la sobrina de la peluquera.
¿Los políticos profesionales, los representantes de los Estados y de los grandes poderes, podrían hacer algo más que ir a los actos institucionales para dar las condolencias a los familiares de las víctimas?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Podrían sentarse y buscar una solución política para esta guerra y otras guerras del terror, contesta la dueña del bar.
Muchas palabras, demasiadas palabras, demasiadas amenazas y guerras, y pocas soluciones prácticas, dice la vidente del barrio.
La sangre de los otros, escribía Simone de Beauvoir, apunta la librera del barrio.



jueves, 17 de agosto de 2017

¿CUÁNTOS SIGLOS HACE QUE UNA LENGUA ERA LA LENGUA DE LOS PERROS?

(Prescripción facultativa, contraindicaciones: 
leáse con prevención en caso de catalanofobia)

A los catorce años, en 1959 -cuenta la nieta del anarquista- mi padre trabajaba de “botones” en el Banco Español de Crédito y un día fue a entregar unos papeles a unas oficinas del Sindicato Vertical, en aquel edificio siniestro de la Vía Layetana. Al entrar, un funcionario le pidió el nombre y el apellido:
¿Este apellido es extranjero?, preguntó el funcionario.
No, señor, respondió el niño “botones”.
¿Eres español?
Sí, señor.
¿Catalán?
Bueno, he nacido en Barcelona.
¿Hablas en catalán?
En casa.
¿Y en la calle?
No, señor.
Mejor, chaval, no hables lenguas de perro.
Es verdad, señor.
Entonces, ¿por qué lo hablas en casa?
No sé..., mis padres..., además tenemos un gato y un perro.
¡Vete, fuera de mi vista!
Si, señor.
El “botones”, es decir, mi padre, sale del edificio del Sindicato Vertical, entra en un bar, toma un café con leche, va al lavabo y al orinar se siente como un perro y levanta la pata, digo, la pierna, concluye la nieta del anarquista.

Esto es mentira, no me creo nada, dice la cuñada del dentista.
Mi padre lo explica así, contesta la nieta del anarquista.
En mi casa han vivido cosas parecidas, confirma la sobrina de la peluquera.
Barbaridades de aquel tiempo, dice el poeta romántico.
¡Pero, señores, que ya no estamos en 1959 y tenemos sindicatos horizontales!, advierte la fiscal del barrio.
El coloquio de los perros, y otras novelas ejemplares, de Cervantes, apunta la librera del barrio.
Investigaciones de un perro, de Kafka, un monólogo que estoy preparando para el teatro, comenta el humorista del barrio.
La ciudad y los perros, del novio de Isabel Preysler, el peruano-español Vargas Llosa, indica la vidente del barrio.
Que hace buenas migas con el tándem Rajoy-Rivera, como Felipe González, comenta el politólogo.
¿Por qué Mario Vargas Llosa, que tiene doble nacionalidad, peruana y española, está sin embargo en contra del referéndum de las pequeñas naciones?, pregunta la sobrina de la peluquera, en tono chistoso.
Por eso mismo, porque son pequeñas nacionalidades y esos escritores, como los novios de mi madre, aspiran a lo grande, al Planeta y al Nobel, responde la hija de la bibliotecaria, también en tono chistoso.
¡Marchando, un perrito caliente y una cerveza!, grita la dueña del bar.
¡Aquí, todo es desacato!, advierte la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por tiendas y bares, susurra la dueña del bar, por si acaso...

miércoles, 16 de agosto de 2017

EL PROBLEMA NO ES NECESARIAMENTE LA GUARDIA CIVIL...

Viñeta: Leonard Beard (elperiodico.com)

Ahora mismo, en una democracia como la nuestra, el problema no es necesariamente la guardia civil, sino el director político que les imponen y dicta las órdenes del gobierno de turno, y que no es guardia civil ni nada parecido, sino que suele ser un simpatizante o miembro del partido que gobierna el país, declara la vidente del barrio, cuyo abuelo perteneció a la guardia civil de Barcelona, la cual se mantuvo leal a la República y a la Generalitat durante la guerra civil.
Hay políticos, medios de comunicación y otros reaccionarios interesados en reivindicar otra vez una imagen y una actuación franquistas de la guardia civil de hoy, con acciones represivas como las de antes, sobre todo pensando en el referéndum catalán, dice la sobrina de la peluquera.
Algunas Asociaciones de la Guardia Civil ya se quejan de esta posible utilización y de los salarios bajos que cobran, y dicen además que no dejan sindicarlos, apunta la dueña del bar.
¿Y si la guardia civil se pusiera al lado de los demócratas catalanistas?, pregunta la hermana del informático.
¡Como en los tiempos de la República!, exclama la nieta del anarquista.
¡Todos caerían en el desacato y deberían ser detenidos!, replica la cuñada del dentista.
¡Bien sentenciado!, afirma la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por calles , tiendas y bares, aclara la dueña del bar, por si acaso.
¿Irían los del PP y los señoritos de Ciudadanos y otros simpatizantes a detener a guardias civiles y catalanistas partidarios de la República?, pregunta el humorista del barrio, con humor de verano.





martes, 15 de agosto de 2017

¿A QUÉ LLAMAMOS TURISMOFOBIA?

Fotgrafías: Janet Xirgu, La Barceloneta en lucha

Ha muerto en el Hospital de Girona el joven turista italiano agredido en Lloret de Mar por otros tres turistas, al parecer de origen ruso y residentes en Francia.
¿Quién habla de turismofobia? ¿A qué llamamos turismofobia?
En esta ocasión, "no han sido los chicos de la CUP, como dirían otros que judicializan siempre a favor de sus partidos y llevan a la guardia civil de arriba para abajo", comentan unos vecinos del barrio de la Barceloneta.
Vecinos que están en lucha, no contra el turismo ni contra los turistas, y se manifiestan y protestan: "Nada de turismofobia, nada de eso, como declaran el gobierno y los portavoces de los intereses creados de este país, sino contra el uso y el abuso del mal turismo con el que negocian, dispuestos a degradarlo todo y a corromperlo con tal de llenar bolsillos voraces, insaciables", anunciaron ayer los vecinos en una manifestación cívica en la playa de la Barceloneta.


lunes, 14 de agosto de 2017

HISTORIAS DE BAR

HISTORIAS DE BAR
(Prescripción facultativa: leáse con prevención en caso de catalanofobia)

A los catorce años, en 1959 -cuenta la nieta del anarquista- mi padre trabajaba de “botones” en el Banco Español de Crédito y un día fue a entregar unos papeles a unas oficinas del Sindicato Vertical, en aquel edificio siniestro de la Vía Layetana. Al entrar, un funcionario le pidió el nombre y el apellido:
¿Este apellido es extranjero?, preguntó el funcionario.
No, señor, respondió el niño “botones”.
¿Eres español?
Sí, señor.
¿Catalán?
Bueno, he nacido en Barcelona.
¿Hablas en catalán?
En casa.
¿Y en la calle?
No, señor.
Mejor, chaval, no hables lenguas de perro.
Es verdad, señor.
Entonces, ¿por qué lo hablas en casa?
No sé..., mis padres..., además tenemos un gato y un perro.
¡Vete, fuera de mi vista!
Si, señor.

El “botones”, es decir, mi padre, sale del edificio del Sindicato Vertical, entra en un bar, toma un café con leche, va al lavabo y al orinar se siente como un perro y levanta la pata, digo, la pierna, concluye la nieta del anarquista.
Esto es mentira, no me creo nada, dice la cuñada del dentista.
Mi padre lo explica así, contesta la nieta del anarquista.
En mi casa han vivido cosas parecidas, confirma la sobrina de la peluquera.
Barbaridades de aquel tiempo, dice el poeta romántico.
¡Pero, señores, que ya no estamos en 1959 y tenemos sindicatos horizontales!, advierte la fiscal del barrio.
El coloquio de los perros, y otras novelas ejemplares, de Cervantes, apunta la librera del barrio.
Investigaciones de un perro, de Kafka, un monólogo que estoy preparando para el teatro, comenta el humorista del barrio.
La ciudad y los perros, del novio de Isabel Preysler, el peruano-español Vargas Llosa, de doble nacionalidad, pero en contra del referéndum de las pequeñas naciones, indica la vidente del barrio.
Que hace buenas migas con el tándem Rajoy-Rivera, como Felipe González, comenta el politólogo.
¿Por qué Mario Vargas Llosa, que tiene doble nacionalidad, peruana y española, está sin embargo en contra del referéndum de las pequeñas naciones?, pregunta la sobrina de la peluquera en tono chistoso.
Por eso mismo, porque son pequeñas nacionalidades y esos escritores, como los novios de mi madre, aspiran a lo grande, al Planeta y al Nobel, responde la hija de la bibliotecaria, también en tono chistoso. 
¡Marchando, un perrito caliente y una cerveza!, grita la dueña del bar.










domingo, 13 de agosto de 2017

TAMPOCO LOS PROXENETAS DEJAN VOTAR...

Fotografía: El Aeropuerto del Prat (lavanguardia.com)

Hoy entra el humorista en el bar del barrio cantando una letrilla satírica contra los políticos, compuesta por un amigo suyo que toca el acordeón, titulada "Tampoco los proxenetas dejan votar a las prostitutas":
"Vota sí, vota no, / vota de una vez, / la madre que te parió, / vota tortilla española o huevos al plato a la catalana, / vota no, vota sí, / o no votes, / vete a una isla con bote, / que te darán en el cogote”.

Silbidos, aplausos y también abucheos por tal obscenidad, tan de mañana, dicen algunos.
Calma, calma, pide la dueña del bar.
El humorista del barrio pide disculpas por las posibles ofensas a la clientela, y dice que nadie es perfecto y que su amigo, el acordeonista, compone letrillas como ésta cuando tiene insomnio.
Será insomnio político, comenta el politólogo del barrio.
O sueño amoroso mal soñado que deviene pesadilla, argumenta el poeta romántico, de larga experiencia en amores idealizados y frustrados.
Obscenidades y gamberradas políticas, y nada más, interviene la cuñada del dentista.
Hay purezas que matan, e impurezas que dan vida, como el estiércol con que abonaba el huerto mi abuelo, indica la nieta del anarquista.
No entiendo la canción, ni el título ni la letra, dice la hija de la bibliotecaria. ¿Trata del referéndum o de la prostitución, a favor del sí o del no a la legalización de la prostitución o el referéndum?
Creo que trata de lo que trata: votar, eso es todo, ejercer el derecho al voto sobre cualquier cuestión, opina la hermana del informático.
La verdad es que a nosotras los proxenetas no nos dejan votar nada, pero nada de nada, y nadie nos defiende, se queja una prostituta del barrio, que ha vuelto al bar después de una larga temporada en que ha estado de viaje por un asuntillo, dice.
¿No quieren que les vuelva a cantar una letrilla del acordeonista?, pregunta el humorista, provocador.
La dueña del bar y la vidente del barrio afirman y niegan con la cabeza, que sí, que no, y cantan a dúo: “¡Que llueva, que llueva, / la Virgen de la Cueva, / los pajaritos cantan, / las nubes se levantan, / que sí, que no, / que caiga un chaparrón / y rompa los cristales de la estación!”.
¡Oiga, cuidado, que esto puede ser desacato!, replica, muy seria, la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza en el barrio.
Ya lo explica bien Rajoy y su equipo, a diario, con rigor y sentido común: aquí todo es separatismo, huelgas en el Aeropuerto del Prat y turismofobia copera, ¡digo, de la CUP!, apunta la cuñada del dentista.



viernes, 11 de agosto de 2017

¿LENIN RESUCITA Y HACE TURISMOFOBIA EN CATALUNYA?

¿Ese cartel de los gamberros de la CUP no cae en el desacato?, pregunta la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por escaleras, tiendas y bares.
Dice usted bien, querida amiga, responde la cuñada del dentista. Hay tertulianos y tertulianas de la emisora episcopal española, la COPE, que coinciden conmigo y con usted, e informan de manera docta y católica, con una oratoria imperial muy agresiva pero necesaria para nuestro país -mano dura, jarabe de palo, como en otras épocas legendarias de grato recuerdo y sentida nostalgia-, que el cartel de la CUP muestra a las claras, con toda evidencia política, que el gobierno de Catalunya y el turismo, como ya advierte Rajoy día tras día, están en manos de Lenin y la Unión Soviética, añade la cuñada del dentista, levantando los brazos, agitándolos como si luchara contra molinos de viento y estrellas rojas del firmamento.
Pero, ¿que no murió Lenin en 1924, y la Unión Soviética desapareció en 1991, como dicen en Wikipedia?, pregunta la hermana del informático mirado el móvil.
Niña, no te fíes de Internet ni de sus enciclopedias, que el diablo anda suelto por todas partes, y más en esta España de indignados, insurrectas y desatascadores, advierte la fiscal del barrio.
Querrá decir que no acatan, que son desacatadores y no desatascadores, corrige el politólogo del barrio.
Da lo mismo una cosa que la otra, ¡todas y todos unos vagos y maleantes de las buenas costumbres y el debido respeto a tradiciones y constituciones de raigambre hispano-vaticana!
Buena la confusión: habría que desatascar todas las tuberías de las cloacas de los Estados (incluido el Vaticano), interviene la nieta del anarquista.
Ya he comprado "Zotal" y lejía "Conejo" para las tuberías de aquí, dice la sobrina de la peluquera.
Hay que dar ejemplo y limpiar a fondo la propia casa, advierte mi madre a sus novios, salta la hija de la bibliotecaria.
Franz Kafka murió también en el año 1924, como Lenin, apunta la librera del barrio.
¡Es lo que yo decía, todos unos comunistas!, exclama la cuñada del dentista.
Apañados vamos con tanto monólogo, indica la dueña del bar.
¡Señora, no se meta con mis monólogos de verano!, replica el humorista, haciendo una mueca simpática. 


jueves, 10 de agosto de 2017

ASNOLOGÍA


Comenta la vecina insurrecta del barrio: Hay burros (animales) y burros (hombres, animales humanos). Éstos últimos, los llamados burros inteligentes, crearon una sociedad por necesidad, y cuando ya la tenían, quisieron apoderarse de la de otro, que también la había creado por necesidad. Imperialismos nacionalistas y naciones que se defienden de ese nacionalismo imperialista, ¿tan difícil es de entender? No, dicen los imperialistas disfrazados de modernos constitucionalistas (de su constitución).
¿Entonces...?, pregunta la dueña del bar.
La cuñada del dentista y la fiscal del barrio (que no es fiscal, aclaramos una vez más, sino vecina que fiscaliza por escaleras, ascensores, tiendas y bares), están de vacaciones en Palma de Mallorca.
Y yo haciendo bolos por circos y teatros, con mis monólogos incomprendidos, dice el humorista. 
El asno inverosímil, Asnología, como escribía Cristóbal Serra, apunta la librera del barrio.

miércoles, 9 de agosto de 2017

LA ACTUALIDAD, DIBUJADA


Dos viñetas de cómic del dibujante Ferreres para comentar la realidad, dice la sobrina de la peluquera en el bar del barrio, abriendo "El Periódico": una sobre la caza del burro de pelo negro y morro blanco, especie autóctona catalana, y otra sobre "turismofobia".
La hermana del informático mira el móvil y lee en Wikipedia: "El burro catalán es una raza de asno (Equus africanus asinus) originaria de la provincia catalana de Gerona. En la actualidad se encuentra en peligro de extinción, reducido a sólo 400 ejemplares, de los que la mayor parte se encuentran en Cataluña. El sur de Francia acoge a los demás ejemplares. Posteriormente, se convirtió de forma inesperada en un emblema de los catalanes, ya que se ha considerado que se debe proteger y de esta forma se relaciona Cataluña con la ecología. Actualmente el emblema del "ruc català" ('burro catalán') lo utilizan algunas personas como símbolo reivindicativo del nacionalismo catalán, en oposición al toro de Osborne."
¡Vaya burrada!, exclama la cuñada del dentista.
¿Así, pues, todo será una burrada de referéndum?, pregunta la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza.
No será una burrada, que será fiesta nacional, aunque sin toros y sin sangre, contesta la vidente del barrio.
Ojalá sea así, a pesar de las amenazas, dice la nieta del anarquista.
Será un referéndum pacifista, ¿no?, pregunta la dueña del bar.
Claro que sí, aunque hay algunos que trabajan para que no lo sea, advierte el poeta romántico del barrio.
Como en algunas películas, indica el humorista.

Si es que puede hacerse..., reflexiona el politólogo.

martes, 8 de agosto de 2017

FISIOTERAPIA ONLINE: ANÁLISIS RIGUROSO DE LA ACTUALIDAD EN PALMA DE MALLORCA

Rajoy, el presidente español, que está en Mallorca (como diría la canción), ha hecho un profundo análisis de la actualidad política nacional y mundial, y nos informa que las chicas y chicos de la CUP (como diría la canción), son los verdaderos responsables de todos los males que aquejan a la sociedad catalana: el maldito referéndum, la maldita independencia de Catalunya, la maldita "turismofobia" y otros malditos males actuales, comenta la cuñada del dentista. Y lo ha hecho con rigor y buenas maneras, añade.
Pero, señora, si la CUP (Candidatura d'Unitat Popular) es una organización que se originó hacia 1989, y Prat de la Riba, presidente de la Mancomunitat, publicó La nacionalitat catalana, en 1906, y Francesc Macià, presidente de la Generalitat, proclamó el Estado Catalán en 1934, y Lluís Companys, presidente de la Generalitat, fue ejecutado en 1940, lee en el móvil la hermana del informático.
La "turismofobia" es un término que se han inventado los medios de comunicación y los promotores del turismo más salvaje que ha arrasado la ciudad de Barcelona, con la complicidad de la derecha española y catalana y una asociación de exprogresistas, tan conservadores hoy como la derecha, apunta la nieta del anarquista
Ustedes dirán lo que dirán, pero aprendan, aprendan de Rajoy, que también le ha exigido a Maduro que haga elecciones libres en Venezuela: "“Para Venezuela pido lo mismo que para España, libertad y respeto a las leyes”, añade la cuñada de dentista.
¡Menos mal que no ha pedido un referéndum libre y con garantías!, añade el humorista del barrio.
Pero, ¿no decían que tenía lumbago de tanto hacer el excursionista por caminos de España?, apunta la dueña del bar.






















viernes, 4 de agosto de 2017

CANCIÓN DESESPERADA DEL VERANO

Dos viñetas de Opisso
Cuando llega el verano y calienta el sol en la playa, todos nos volvemos idiotas y salimos corriendo para hacer colas que nos llevan, con muchas horas de retraso, a donde calienta el sol en la playa y no hay ni un palmo de tierra libre para descansar.
Pero hay que hacer vacaciones, es lo mandado, y si no lo haces, ya no serás como los demás y no podrás decir que has hecho cola en el aeropuerto o en la carretera, cuando calienta el sol en la puta playa y el ruido y la luz no te dejan descansar.

jueves, 3 de agosto de 2017

SAMUEL JOHNSON, EL IMPERIO BRITÁNICO Y LOS OTROS


La sobrina de la peluquera cuenta en el bar un chiste que corre por el barrio, de autor anónimo. Dice así: "El patriotismo es el último refugio de los canallas", como decía el Dr. Johnson", le advierte un súbdito del Real Imperio Colonial Británico a un hindú colonizado que pretende la libertad de su tierra, la India, explica alguien en el bar del barrio.
La nieta del anarquista comenta: Paradojas de la historia. El nacionalismo colonizador inglés recomienda al indio colonizado que no luche por la libertad de su pueblo, porque eso es de canallas. El súbdito inglés habla desde el gran nacionalismo del Real Imperio Colonial Británico, que se jacta ahora de no ser nacionalista como el hindú, a quien además desprecia y calumnia al compararlo con los canallas porque lucha contra esos mismos imperios de canallas que dividen y se reparten el mundo, colonizándolo, sometiéndolo."

La hermana del informático, con rapidez, selecciona en el móvil un texto que se refiere a esta frase del Dr. Johnson: "Pero ante una expresión manoseada con tan poco fundamento, acudamos a las fuentes. El abogado James Boswell, autor del clásico The Life of Samuel Johnson, una de las mejores biografías de todos los tiempos, dice con claridad (página 543, edición Everyman's Library. London, 1992) que el gran hombre “no se refería al verdadero y generoso amor por nuestro país, sino a ese falso patriotismo que tantos, en toda época y en todo lugar, han exhibido para ocultar sus propios intereses”. El propio doctor Johnson escribió un famoso manifiesto llamado, justamente, The Patriot (1774), en el que afirma que “un patriota es aquel cuya conducta pública está guiada por un solo motivo: el amor a su país”. Samuel Johnson fue, sí, un auténtico patriota." (Fernando Pajares, El patriotismo del doctor Johnson | Opinión | EL PAÍS).   

Gandhi, Luther King, Mandela y otros muchos que han luchado a favor de la libertad, a favor de los derechos de su tierra, de sus pueblos, ¿acaso eran unos canallas?, pregunta con ironía la hija de la bibliotecaria.
Preguntar esto es casi desacato, advierte la cuñada del dentista.
Yo diría que que es desacato, sin el casi, afirma la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por tiendas y bares, apunta la dueña del bar, por si acaso.
¿Que esto es pecado, dicen?, pregunta el humorista.
Desacato, desacato, ¡que es usted un mentecato!, exclama la cuñada.
¡Me encantan los mantecados!, dice el poeta romántico.
¡Y  a mí la tortilla a la francesa!, exclama la vidente del barrio.
¡Cómo!, ¿rompiendo huevos? ¡Más desacato, señoras y señores!, advierte y concluye la cuñada del dentista. 
¿Los que defienden la libertad de los pueblos son unos canallas...? Por favor, menos amenazas y más libertad, como en aquella película, Tierra y libertad, de Ken Loach, que, por cierto, dicen que está a favor del referéndum, comenta el poeta romántico. 




martes, 1 de agosto de 2017

RECUERDOS, SUSPENSIONES Y QUERELLAS

Leyes suspendidas, reformas y proyectos que ni siquiera se pueden debatir en el Parlamento catalán, so pena de caer en "eventuales responsabilidades, incluida la penal", explica el politólogo del barrio.
La hermana del informático saca el móvil y lee en el periódico digital publico.es: "En recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno, se solicita que la reforma del reglamento del Parlament catalán se declare suspensa(...). Asimismo, pide que se les aperciba de las "eventuales responsabilidades, incluida la penal", en la que pudieran incurrir en caso de desobediencia."

Como decíamos ayer: "Si un Parlamento legisla leyes que, en última instancia, dependen de las leyes que legisla otro Parlamento superior, ¿qué sentido tiene la duplicidad de Parlamentos?, pregunta la vidente.
Perder el tiempo y el dinero, contesta el humorista del barrio.
Que supriman, pues, el Parlamento catalán, recomienda la cuñada del dentista.
Bien dicho, apoyo la moción de censura, añade la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por tiendas y bares, apunta la dueña del bar, por si acaso.
Un Parlamento vaciado de contenido, y lleno, por contradicción, de palabras que no pueden decirse, no puede ser nunca un parlamento, que viene de "parlar", hablar, comenta la nieta del anarquista.
Como decía la escritora María Zambrano”: “"Hay cosas que no pueden decirse, y es cierto. Pero esto que no puede decirse, es lo que se tiene que escribir", cita el poeta romántico.
¡Aquí en el bar podemos debatir de todo!, exclama la sobrina de la peluquera.
¡Y tanto, sin miedo y con total libertad!, responde la dueña del bar.
¡Cuidado, cuidado con hablar más de la cuenta!, advierte la cuñada del dentista.















René Magritte


lunes, 31 de julio de 2017

PERO, ¿NO ERAN 10 LOS MANDAMIENTOS?


Comunicado oficial de un país irreal sobre la trascendencia unitaria del voto, leído por un vecino en el bar del barrio:

Generalmente, cada cuatro años, querida ciudadana o ciudadano, te pedimos el voto para que nos votes libremente y nos des el poder a través de las urnas legales. No te dejaremos votar, según lo convenido, hasta nueva orden o dentro de cuatro años, y entonces nuevas urnas, que será el momento en que te comunicaremos que ya puedes volver a votar y a votarnos libremente para que no te dejemos votar hasta nueva orden o dentro de cuatro años.
Por eso mismo, hoy, querido ciudadano o ciudadana, que cumples escrupulosamente lo mandado, te recomendamos todo lo contrario: que no votes en un referéndum (sin urnas legales o con urnas ilegales, recuérdalo bien) que no respeta las leyes hasta hoy legisladas por nosotros, y bendecidas por los Diez Mandamientos que emanan del poder divino, que, a su vez, son interpretadas por el poder civil, al cual nos dignamos en representar, salvo error u omisión (no leas aquí lo que no pone ni se dice, aquello que otros, con frívola e irresponsable precipitación lingüística, denominan “corrupción).
De no atender nuestra amable recomendación, querido ciudadano a secas, nos dejaremos de monsergas ciudadanas y te llevaremos, previa denuncia, al tribunal competente para la correspondiente depuración: ejercicios purificadores de cuerpos y almas que se efectuarán en campos de reeducación y trabajo en serie, para que nos una así el esfuerzo común de observar y cumplir a rajatabla los Mandamientos emanados y rigurosamente interpretados, sean éstos 10, 15, 20, 100, 1000, o los que fuere.”




domingo, 30 de julio de 2017

UN PROGRAMA DE MANO DE TEATRO: "LAS CRIADAS", DE JEAN GENET


Hoy he encontrado un programa de mano del Teatro Poliorama, anunciando la obra de teatro, Las criadas, de Jean Genet, representada en Barcelona en 1968 por la Compañía de Nuria Espert. La obra fue traducida por un amigo ya desaparecido, Manuel Herrero, que dirigió la revista "Doctor", de medicina y humanidades (también tradujo para Seix Barral, en 1966, El teatro del absurdo, de Martin Esslin, entre otros libros). A raíz de la traducción, se escribió con el escritor francés Jean Genet.
Manuel Herrero fue un lector voraz y un escritor perfeccionista, a tal punto que siempre estuvo escribiendo obras de teatro que al final no publicaba y que seguramente deben haber desaparecido. Amigos de Madrid venían a verlo a Barcelona (los poetas Félix Grande y Francisca Aguirre casi cada verano pasaban unos días en su casa, también Carlos Edmundo de Ory, Rafael Conte, Valeriano Bozal, Angelino Fons, y otros escritores, artistas y directores de cine, todos iban pasando por su casa de Lesseps (es decir, junto a la Plaza Lesseps, de Barcelona).
Fueron él y su estupenda compañera, la actriz de teatro Beatriz Lahoz, quienes, mediante la colaboración de un amigo íntimo, Gabriel Moreras, leyeron mis primeros trabajos: "No hagas del defecto (de escritura) una virtud", aconsejaba Manuel Herrero, exigente, ante la excesiva espontaneidad de mis juveniles poemas vallejianos. Uno de los cuales, por cierto, más trabajado, Aquella nuestra noche de pena y perro, fue publicado generosamente por Félix Grande en la revista "Cuadernos Hispanoamericanos, en 1968. Publicación que me ayudó a superar una mala racha. Cosas de la juventud y sus "canciones desesperadas".

Fueron ellos dos y sus amigos, pues, quienes me dieron a conocer a casi todos los escritores y artistas que aún me gustan, amigos con los cuales me quedaron tantas palabras pendientes, tantos poemas aplazados. 

viernes, 28 de julio de 2017

DE BANDERAS Y TRAPOS

 Michelangelo Pistoletto, La Venus de los 262 trapos  (1967)

-La bandera es un trapo, dice uno, en el bar del barrio.
-Cada trapo con distintos dibujos y colores, dice otro.
-Pero hay que vigilar que, entre trapo y trapo, no se cuele un trapo que quiera imponerse y ser el trapo de todos los trapos, dice uno.
-Si mi trapo es el mejor, es el trapo de todos los trapos, y en consecuencia es la bandera de todas las banderas, dice otro.
-Por lo tanto, hay trapos y trapos, y banderas y banderas, dice uno.
-O dicho de otro modo: los trapos se convierten en banderas, y luego hay banderas que reducen a trapos a otras banderas, resume otro.
-Luego, según la dialéctica de la historia, una bandera -que es un trapo, como hemos convenido-, será menos trapo que el trapo de aquella bandera que ha sido cortada y reducida a trapos, analiza otro.
-En la praxis, habrá, pues, trapos que someten, y trapos sometidos, y no todos los trapos serán iguales, dicen unos cuantos.
-En caso de que la fuerza de la historia iguale los trapos, unos serán más iguales que otros, y volverá a repetirse la desigualdad y la dialéctica del trapo del señor y el trapo del siervo, como sostenían los animales en la rebelión de aquella famosa granja, dicen todos al final.
-Así, pues, entre trapos anda la cosa, dice el último que sale del bar del barrio.