jueves, 23 de febrero de 2017

23 DE FEBRERO

Viñeta: El Roto
Hoy es el 23-F, Día del Golpista, recuerda la vidente del barrio.
Ya todas las banderas son de ayer, son trapos rasgados, hechos jirones por la historia sangrienta de los pueblos, pero, mientras tanto..., mientras tanto pongo la mía sobre la de los otros, es el gran argumento de la imposición política, comenta el politólogo del barrio.
"A la cárcel con tu bandera, que no es la nuestra", advierten otros, añade la sobrina de la peluquera.
Decía mi abuelo que "mientras haya imperialismos, habrá nacionalismos", apunta la nieta del anarquista.
Es lo que decían algunos viejos marxistas y anarquistas: "Mientras haya imperialismos (nacionalismos de ataque, de acoso e invasión), habrá nacionalismos (de defensa, de reacción)". La superación de la acción del más fuerte (imperialismo, colonialismo) contra la lucha y reacción del más débil (la independencia de los países sometidos, Gandhi, Mandela...), y crear un mundo libre sin muros ni banderas, era la utopía que intentaba realizar el anarquismo, pero no se consiguió: a lo largo de la historia, siguen las luchas de acoso imperialista (nacionalismo poderoso) y de defensa nacionalista (nacionalismo débil), explica el tertuliano del barrio.
¡Cómo está el patio!, grita la cuñada del dentista.
¿El patio de la Modelo?, pregunta la sobrina de la peluquera.
¡Corran, corran, que van a cerrarlo!, indica el humorista.
¡Cómo está el mundo, siempre acosando y destruyendo al débil!, exclama la dueña del bar.




miércoles, 22 de febrero de 2017

¿UN PANFLETO PARA EL SIGLO XXI?


La hermana del informático lee un panfleto en el bar: “Derechas, izquierdas, ¿no habrá algo más allá de las acciones o actuaciones teatrales de gobiernos, partidos y otras sectas de poder? ¿Por qué no cruzar los límites de las ideologías de los siglos pasados y ver más allá? ¿El debate de las derechas e izquierdas no es un debate demasiado antiguo, decimonónico, acabado, inútil? Y, además, falso, ya que derechas e izquierdas se confunden e intercambian los papeles principales y los secundarios, el protagonismo, cambiando de rol al llegar al poder. La libertad de conciencia debería transgredir los conservadurismos, los dogmas de derechas e izquierdas, fomentar y administrar una sociedad donde la concordia fuera algo más que una palabra protocolaria, vacía, utilizada por gobiernos y partidos”.
Ëste es el contenido de un sueño que tuvo hace tiempo un idealista del barrio, y luego, como ocurre siempre en esta vida, vino el despertar, salir a la calle y darse de bruces con la realidad, explica el politólogo del barrio.
Que viene a ser lo mismo que golpearse la cabeza contra la pared, indica la vidente del barrio.
O no ver más allá de tus narices y creer en revoluciones, contesta la cuñada del dentista.
O ver más allá de las instituciones petrificadas y rebelarse, añade la sobrina de la peluquera.
¡Claro, esto no podía faltar: Insumisón, siempre insumisión por todas partes!, se queja la fiscal del barrio (que no es fiscal, sino una vecina que fiscaliza, matiza la dueña del bar,
por si acaso).
O, si quieren algo más poético: el naufragio de la barca del amor que choca contra la vida cotidiana, como dice el poeta Maiakovski y canta Raimon, recuerda la nieta del anarquista.
¡Barcas, pateras, refugiados, manifestaciones de anarquistas, marxistas, independentistas y ecologistas sin fronteras, cuánta hipocresía de los políticos demagogos catalanes y sus fans para no acoger a nadie!, replica la cuñada del dentista.
¿Trump se inspira en las vallas de Melilla del Estado español para ampliar el muro contra los refugiados?, pregunta la hija de la bibliotecaria.
El humorista sigue resfriado y pide otro carajillo de ron.
El poeta romántico del barrio hace unos días que no viene por el bar, estará también resfriado, comenta alguien.











Fotografía: 18 inmigrantes en un salto a la valla de Melilla que deja cuatro heridos.
 elmundo.es

¿NO TODO ERA PUJOLISMO?


La revista digital "Núvol" da noticia de las primeras bibliotecas creadas por la Mancomunitat de Catalunya en las poblaciones de Sallent, Valls, Olot y Borges Blanques (http://www.nuvol.com/noticies/biblioteques-centenaries/)
Algunas incluso continuaron funcionando a pesar del franquismo. La cultura catalana, el catalanismo, no empezó con el pujolismo, como muchos quieren hacer creer. Por otra parte, otros quieren ocultar que hubo también una izquierda catalanista, de rojos separatistas, como sentenciaban los tribunales represores, comenta el politólogo del barrio.
Como ya advertían el sindicalista Salvador Seguí (el "Noi del Sucre"), Lluís Companys, Francesc Layret y Andreu Nin (los cuatro asesinados, Companys bajo la legalidad franquista) era necesario no dejar el catalanismo en manos de la burguesía y organizar un movimiento catalanista de izquierdas, añade el politólogo.
Confundir esto con el pujolismo muerto y CiU hundida es no haber entendido nada, o haberlo entendido y manipularlo para otros fines, que hubiera dicho mi abuelo, apunta la nieta del anarquista.











Fotografías: Francecs Layret, Lluís Companys y Salvador Seguí, y ficha policial de Andreu Nin.

sábado, 18 de febrero de 2017

LA JUNGLA DE ASFALTO Y EL GATO DE PÉREZ GALDÓS

Como dicen juristas y algunos periodistas y tertulianos entendidos, la legalidad española, después de la muerte de Franco, hizo la transición de "ley a ley", esto es, pasó de la legalidad franquista a la legalidad constitucional (de ahí el nombre: "la transición). Es decir, no hubo una "ruptura" clara y radical con respecto a la legalidad anterior del franquismo, sino más bien unas componendas jurídicas que ampararan a nostálgicos e inmovilistas, por un lado, y a los realmente demócratas, por otro, explica el tertuliano del barrio.
¿Legalidad contaminada, pues?, pregunta la vidente.
De aquellos polvos, estos lodos de corrupción, contesta la sobrina de la peluquera.
La verdad es que, aunque la legalidad de entonces fue el resultado de una transición de leyes totalitarias a leyes democráticas, aunque sin la ruptura suficiente con el sistema anterior, la legalidad vigente fue evolucionando poco a poco y suprimiendo, dentro de lo posible, aquello que estaba más contaminado de totalitarismo, como la persecución política, la libertad de expresión, etc., comenta el politólogo del barrio.
¡Contaminados y corruptos serán ustedes, que le están buscando tres pies al gato a la ley!, replica la cuñada del dentista.
Según algunos, el refrán auténtico es: “Buscarle cinco pies al gato”, corrige el politólogo.
De noche, ya sean tres o cinco, todos los gatos son pardos en la jungla de asfalto, apunta la nieta del anarquista.
¿Tiene gatos la ley?, pregunta la hermana del informático.
¡Miau!, gime la hija de la bibliotecaria.
Miau, una novela de Benito Pérez Galdós, informa la librera del barrio.
Si continúan haciendo el gato, / habrá desacato”, rima el poeta romántico, maullando.
¡Hasta el poeta dice tonterías subversivas, qué tiempos estos!, advierte la vecina que fiscaliza.
¡Pincho de tortilla y café con leche, marchando!, exclama la dueña del bar.
¡Que sea sin cáscara!, avisa el humorista.


 

LA TRADICIÓN ESPAÑOLA DE LOS SAMBENITOS

Goya, "No hubo remedio"
"El sambenito era una prenda utilizada originalmente por los penitentes católicos para mostrar público arrepentimiento por sus pecados, y más adelante por la Inquisición española para señalar a los condenados por el tribunal, por lo que se convirtió en símbolo de la infamia", lee la vidente del barrio en Wikipedia.
¿Por qué lee esto, tal vez se refiere a Urdangarín?, pregunta la dueña del bar.
¿Cuántos hay que han hecho lo mismo, desde la transición hasta hoy, y no pasarán nunca por un juzgado ni serán condenados?, pregunta la vidente.
Claro, pero si te pillan..., dice la hija de la bibliotecaria.
Un país de sambenitos, confesiones y golpes en el pecho, apunta la sobrina de la peluquera.
Cuenta la leyenda que Fernando VII, ya entrado el siglo XIX, hizo una consulta a la Universidad de Cervera. La respuesta del rector y claustro de profesores dicen que empezaba con estas palabras: "Lejos de nosotros la funesta manía de pensar", lee el humorista en Internet.
Como dicen otros: "Algo hay que cambiar, para que todo siga igual", comenta la librera del barrio.
















Eugenio Lucas Velázquez, "Condenados por la Inquisición"


viernes, 17 de febrero de 2017

HENO DE PRAVIA Y MADERAS DE ORIENTE PARA ESPÍAS Y AMANTES

¡Vaya zarzuela, vaya película!, espías infiltrados en despachos, restaurantes y lavabos, comisarios disfrazados de periodistas, soplones, ex-cabezas de anticorrupción, informadores amarillentos, topos, amantes, ramos de flores y micros que surgen, no del frío, sino de los guateques con pesos pesados del cabaret de la política, comenta el politólogo del barrio.
Y acoso a fiscales, no se olvide, advierte la vecina que fiscaliza.
“El nivel de violencia en Catalunya no se ha vivido ni en el País Vasco de los años duros. Porque allí podían matar a algún juez o a algún fiscal, pero tampoco mataron a muchos”, ha dicho el periodista Eduardo Inda en la tertulia radiofónica que dirige Federico Jiménez Losantos, lee la cuñada del dentista en su móvil.
Todo esto es una locura, dice la vidente del barrio.
¡Ventiladores, vendo ventiladores para espías, tertulianos y amantes!, anuncia la sobrina de la peluquera.
Tanta corrupción, ¿no será por contagio universal?, pregunta la hija de la bibliotecaria.
Déjate de monsergas, niña, que ser de aquí y soberanista o como se llame, ya es de por sí sinónimo de prestamista radical, insumiso, secesionista y corruptor de matrimonios e ilusiones unidas, y otras cosas peores que tengo la delicadeza de no decir en público, explica la cuñada del dentista.
¡Vaya boca, señora, menos mal que usted usa jabones delicados! advierte el poeta romántico del barrio.
¡Con "Heno de Pravia" y "Maderas de Oriente", de siempre, sí, con jabón "Heno de Pravia" y polvos y colonia "Maderas de Oriente" cada día, y no como otros, que sí, mucha poesía, pero no se duchan ni una vez por semana!, acusa la cuñada.
¡Con personas así no puede dialogar ni Dios!, grita la hermana del informático.
Pero, ¿se puede dialogar con Dios?, pregunta la la librera del barrio.
Pregúnteselo a los informadores episcopales y demás espías que tienen hilo directo con San Pedro, recomienda la nieta del anarquista.
¡Marchando, una Estrella y tortilla a la francesa!, dice la dueña del bar.
¡Pero sin cáscara!, advierte el humorista.


jueves, 16 de febrero de 2017

EL GUATEQUE DE LOS ESPÍAS, HENO DE PRAVIA Y MADERAS DE ORIENTE


El diario "Público" denuncia la trama político-policial-detectivesca sobre la denominada "Operación Catalunya", con el comisario Villarejo como agente encubierto, haciéndose pasar por un periodista del diario "El Mundo", lee en el móvil la sobrina de la peluquera.
¡Vaya película!, espías infiltrados en el restaurante, comisarios, soplones, ex-cabezas de anticorrupción, informadores amarillentos, topos, amantes, ramos de flores y micros que surgen, no del frío, sino de los guateques con pesos pesados del cabaret de la política, comenta el politólogo del barrio.
Déjense de tonterías, aquí no hay más que hablar, lo fundamental es la confesión, la culpa reconocida, el fraude fiscal del padre de la familia y gran padrino de Cataluña, el Pujol con jeta y jota, replica la cuñada del dentista.
Y de todos los demás delincuentes reales y potenciales que están a punto de cantar ópera en castellano y en catalán, todos esos que se apuntan al catalanismo para traficar con el turismo, los fumaderos de marihuana en Barcelona y las banderas del Barça, que, a diferencia del Real Madrid, perdió el otro día por 4-0, añade la vecina que fiscaliza.
Estados generales de corrupción, ¿por qué es tan difícil parar la máquina, bajar del tren y volver a subir sin el lastre de la corrupción, y hacer consultas y referéndums?, pregunta el poeta romántico del barrio.
En Arenys de Munt estamos en ello, advierte la sobrina de la peluquera.
Tanta corrupción, ¿no será por contagio universal?, pregunta la hija de la bibliotecaria.
Déjate de monsergas, niña, que ser catalanista ya es de por sí sinónimo de mal tendero, prestamista, insumiso, secesionista, corruptor y macarra usurero de ilusiones y esperanzas, y otras cosas peores que tengo la delicadeza de no decir en público, explica la cuñada del dentista.
¡Vaya boca, señora, menos mal que usted usa jabones delicados! advierte el poeta romántico del barrio.
¡Con "Heno de Pravia" y "Maderas de Oriente", de siempre, con "Heno de Pravia" y "Maderas de Oriente" cada día, y no como otros, que sí, mucha poesía, pero no se duchan ni una vez por semana!, acusa la cuñada.
¡Con personas así no puede dialogar ni Dios!, grita la hermana del informático.
Pero, ¿se puede dialogar con Dios?, pregunta la dueña del bar.
Como ha escrito la poeta Teresa Costa-Gramunt: “Si no hi hagués 'problema' el catalanisme no existiria, com no existiria el feminisme si no hi hagués problema”, cita la nieta del anarquista.
¡Es tanta la desfachatez, que ya ni traducen!, exclama la vecina que fiscaliza.
Pues, nada, que tenemos un serio problema, Marx ha muerto, Dios no se pone al aparato y yo estoy resfriado, apunta el humorista.


martes, 14 de febrero de 2017

PONGA UNA NOVELA EN SU VIDA PARA SAN VALENTÍN


UNA NOVELA PARA SAN VALENTÍN
(con descuento para enamorados)

Hoy, san Valentín, día de los enamorados, en una calle de Barcelona encuentro este cartel pegado en la pared, con el texto siguiente:

REGALO IDEAL PARA PAREJAS ENAMORADAS.
Recomendamos la última novela de un autor anónimo, que se titula: 

Cagada de pájaro sobre la cabeza del enamorado que en la esquina esperaba en vano.

El título es un poco largo y puede sonar a verso barroco en los oídos delicados de los lectores de poesía (esos bichos raros), pero vale la pena tenerlo en cuenta.
Se aconseja escribir el título en un papel, a modo de recordatorio, antes de ir a la librería y pedir un ejemplar.

Advierte el cartel que, si después de la lectura de la novela, las parejas se separan y cada uno vive solo en su casa, como debe ser, sin incordiar ni exigir en vano al otro o a la otra lo que no puede dar, el autor habrá cumplido con su misión literaria en la tierra, antes de pasar por el purgatorio, subir al cielo, tropezar y caer al infierno, que es donde están los suyos escribiendo poemas (y ruega a los críticos que no le llamen poeta).


lunes, 13 de febrero de 2017

PROHIBIDO SONREÍR

¿Dicen que sonreír es prueba de culpabilidad?, pregunta la dueña del bar.
Delante de un tribunal, sí, contesta la cuñada del dentista.
Además, aquellas no eran sonrisas inocentes, añade la vecina que fiscaliza.
Ah, bueno, habrá que poner un cartel en circos y teatros: PROHIBIDO SONREÍR, comenta el humorista del barrio.
"Sonría, por favor", fue una campaña publicitaria organizada en 1964 por Fraga Iribarne, entonces ministro de Información y Turismo, para celebrar los 25 años de paz franquista, recuerda el politólogo.
Que era la paz del cementerio, decía mi abuelo, apunta la nieta del anarquista.
¡Ya quisieran ustedes tener la talla de Dn. Manuel Fraga, padre fundador de Alianza Popular, abuelo del PP y que tenía las calles limpias de vagos, maleantes y subversivos!, replica la cuñada del dentista.
Dicen que gastaba una talla muy grande, una XXL, como el novio alemán de mi madre, dice la hija de la bibliotecaria, sonriendo.
¡La calles es mía!”, exclamó en 1976, cuando era ministro del Interior y la oposición intentaba manifestarse el Primero de Mayo, lee en el móvil la hermana del informático.
¡Y todo bajo la legalidad vigente del Boletín Oficial del Estado de aquellas Cortes!, interviene la sobrina de la peluquera.
¡Victimistas, falsarios y victimistas es lo que son todos ustedes!, exclama la vecina que fiscaliza. 













SONRISAS EN EL PALACIO DE JUSTICIA


Una de las pruebas de cargo de la culpabilidad de los tres presuntos delincuentes de la política catalana, son las sonrisas cómplices que se intercambiaban los tres durante el juicio, explica la cuñada del dentista.
Lo vi por televisión, ¡qué desfachatez tanta sonrisa!, añade la vecina que fiscaliza. Incluso lo ha comentado Pilar Rahola, la independentista, en una columna de “La Vanguardia”, añade la vecina que fiscaliza.
¡”La Vanguardia”, qué tiempos aquellos en que se llamaba “La Vanguardia Española”!, recuerda la cuñada del dentista.
Están hoy de un nostálgico subido, apunta la sobrina de la peluquera.
¿Será que se acerca el 23-F?, pregunta la hermana del informático, bromeando.
¡Oiga, que a mí nadie me llama sargento, que no voy de carabina con mi hija y su novio!, replica la vecina que fiscaliza.
“La Codorniz”, “Hermano Lobo”, “Por Favor”, eran unas revistas estupendas de humor crítico, dice la librera del barrio.
Las sonrisas, aunque sean cómplices, no persiguen a nadie ni utilizan la estrategia de la violencia. Gandhi sonreía, comenta la nieta del anarquista.
En el circo nos reímos, pero no somos delincuentes..., que sepamos, claro, matiza el humorista.
¿Van a prohibir la poesía satírica?, pregunta el poeta romántico del barrio.
Pues mi madre tenía un amante banquero que se cabreaba cuando alguien sonreía, cuenta la hija de la bibiotecaria.
Pitarra, el autor satírico catalán que tiene un monumento en las Ramblas de Barcelona, dicen algunos que amaestra palomas que defecan sobre la cabeza de los transeúntes que pasan por allí, advierte la vidente del barrio.
¿No será un ataque de palomas “independe” contra turistas unionistas?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Niña, será mejor que pares, que el negocio turístico legalmente constituido no está para bromas surbversivas, advierte la cuñada del dentista.
Mientras sólo sean cagadas de paloma..., comenta la dueña del bar.
Bulos, leyendas de barrio, opina la vidente.


sábado, 11 de febrero de 2017

ACROBACIAS Y ADIVINANZAS


Haciendo acrobacias y equilibrios, entre dogmas de fe, constituciones de árboles de hoja caduca y un poco de teatro del absurdo, voy tirando, canta el humorista del barrio.
¡Ya está haciendo canciones de protesta contra el Congreso del PP de hoy!, exclama la cuñada del dentista.
¡Si no es algo peor, ya saben..., irreverencia, falta de respeto a la constitución de los árboles de hoja caduca!, advierte la vecina que fiscaliza.
¡Qué manera de sacar punta al lápiz y afilar las palabras!, contesta el mago, un nuevo cliente del bar.
¡Todos al suelo, que viene Torquemada con las parrillas de la nueva Inquisición!, avisa la vidente del barrio.
Sabemos quienes están en contra de los juicios políticos, pero ¿quiénes están a favor de estos juicios inquisitoriales?, pregunta la sobrina de la peluquera.
¿Pretenden hacer una lista negra con los nombres de los que están a favor de estos juicios y de una severa condena, ejemplar, para los políticos descarriados?, replica con otra pregunta la cuñada de dentista.
Lo del PP y Ciudadanos están a favor de la salud democrática, y, como dicen bien alto y claro, no se trata de juicios políticos, sino de delitos contranatura, es decir, inconstitucionales y contra la familia, explica la vecina que fiscaliza.
Los llamados intelectuales progresistas, ¿hacia qué lado miran?, ¿no les avergüenzan estos juicios?, interroga la nieta del anarquista.
Pero, ¿aún hay intelectuales progresistas?, pregunta el poeta romántico del barrio.
Estarán de veraneo, digo, de invernadero, apunta el mago.
O en el oculista, con un huevo chafado en las gafas, añade la hermana del informático.
No seamos negativos ni pesimistas, contesta el politólogo.
Mi madre tenía un novio panameño progresista, tanto, que progresó hasta el Vaticano, se ríe la hija de la bibliotecaria.
¿Y tiene un cargo bien remunerado?, pregunta la dueña del bar.
Seguro que adivina el futuro peor que yo, dice la vidente del barrio. 

viernes, 10 de febrero de 2017

LOS POETAS YA NO PODRÁN IR A LA CÁRCEL “MODELO”


Dice el politólogo del barrio que este año van a cerrar la cárcel “Modelo”, y ya no podrán ir los poetas.
No sabía que los poetas iban a prisión, como si fueran delincuentes, dice la dueña del bar.
¡Serían independentistas!, dice la cuñada del dentista.
Habrían cometido sedición, algún desacato grave, interviene la fiscal del barrio.
No, señoras, no, que ustedes se anticipan siempre a los hechos. Se trataba de lecturas literarias que el día del libro, por Sant Jordi, organizaban unos educadores del Centro Penitenciario “La Modelo”, añde el politólogo.
Lecturas, charlas literarias, intercambios culturales entre los internos y los poetas convocados (a veces también participaban algunos novelistas), explica el poeta romántico del barrio.
Disculpen, pensaba que eran unos poetas ilegales, de esos que se manifiestan a favor de los sospechosos de traición a la patria (hoy o mañana sabremos la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de aquí), comenta la vecina que fiscaliza.
Ah, bueno, si sólo son poetas..., de sabios es rectificar, y rectifico lo dicho, añade la cuñada del dentista.
Siempre arrojando las tablas de piedra de la ley a la cabeza, como Moisés, apunta la sobrina de la peluquera.
O poniendo el ordenador por montera, añade la hermana del informático.
¡Ya salen las insumisas!, grita la vecina que fiscaliza.
Ordeno y mando, todos en fila, punto en boca, contesta la nieta del anarquista.
Es lo que mi madre le dice a su novio panameño, bromea la hija de la bibliotecaria.
Si cierran la Modelo, espero que abran muy pronto otro centro penitenciario, más grande, moderno y de alta seguridad, porque ya ven como está de revuelto el patio..., recomienda la cuñada del dentista.
No se preocupe, sus plegarias serán atendidas, indica la vidente del barrio.
Artistas bajo la carpa del circo, perplejos, dice el humorista.
¡Marchando, cerveza y bocadillo de tortilla!, exclama la dueña del bar.
Sin cáscara, si puede ser, dice la vidente del barrio.


jueves, 9 de febrero de 2017

¿YA NO TENDREMOS UN BOLÍGRAFO "BIC" PARA ESCRIBIR UN POEMA URGENTE?

También la crisis afecta a la fábrica de bolígrafos Bic, en Tarragona, aquellos bolígrafos con los que tantos poemas y cartas de amor se han escrito, comenta el poeta romántico del barrio.
Hombre, no sea tan lírico y cursi, que ahora podemos escribir en el móvil todas las tonterías amorosas que se nos ocurran, como hacen los novios de mi madre, apunta la hija de la bibliotecaria.
Sea como fuere, el poeta tiene razón: ya no tendremos en nuestra vida un bolígrafo Bic para escribir un poema urgente o una carta de amor desesperada, dice el humorista.
¡Aleluya, hoy no hablan de política!, exclama la dueña del bar.
Todo es política, querida, todo es política en este país de malos bichos, indica el politólogo del barrio.
¡Ya está, otra vez con el desacato en la lengua!, acusa la cuñada del dentista.
Señora, que sólo hablamos de malos bichos, no se sulfure tanto, advierte la nieta del anarquista.
Ya, ya, siempre con metáforas revolucionarias, contesta, la fiscal del barrio.
Ponga en su vida un bolígrafo Bic y escriba un poema, ahora que ya viene la primavera, recomienda la vidente.
La primavera y sus procesos, añade la sobrina de la peluquera.
Delitos y faltas, una película de Woody Allen, apunta la nieta del anarquista.
Mi familia y otros animales, un libro muy divertido de Gerald Durrell, recomienda la librera del barrio.
¿Ven?, ¡otra vez faltando a los valores de nuestra civilización occidental, de nuestro sistema, de nuestra democracia: la familia y otros animales, qué barbaridad!, replica con furia la cuñada del dentista.
Es verdad, no había caído: nuestra sagrada civilización que no acoge a los refugiados que huyen de las guerras y la miseria, como mi abuelo y otros muchos republicanos, anarquistas y catalanistas que tuvieron que huir a Francia, comenta la nieta del anarquista.
¡Algo habrían hecho!, sentencia la vecina que fiscaliza.
¡Y yo que decía, aleluya, hoy no hablan de política!, replica la dueña del bar.

lunes, 6 de febrero de 2017

PANCARTAS Y CANCIONES FRENTE AL TRIBUNAL

Gran manifestación democrática frente al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, lee en el móvil la hermana del informático.
Está siendo espectacular, miles y miles de personas a favor de la democracia y del derecho a votar, a decidir, explica la sobrina de la peluquera.
Nada, muchedumbre comprada y pagada con dinero de todos, ¡y luego dicen que les roban!, como advierten los de la COPE, el ABC, La Razón y otro medios bien informados!, grita la cuñada del dentista.
Cada vez más delirante, como si todos salieran de los fumaderos de marihuana de los barrios corruptos de Barcelona y otras provincias, ¡y además llegaron media hora tarde al Tribunal, como fascistas en un baño de masas!, añade la vecina que fiscaliza.
¡Eso! ¡Hubieran tenido que mandar a los alguaciles a detenerlos, como informan los medios más serios!, añade la cuñada del dentista, encendida.
¡Con este nivel de análisis periodístico-episcopal que tienen ustedes, embistiendo con la cabeza, no llegaremos ni a la esquina!, replica el politólogo del barrio.
¡Sin faltar, caballero, sin faltar, que una tiene título universitario!, contesta la cuñada del dentista.
¡Y mi marido es analista financiero!, añade la vecina que fiscaliza.
Peor me lo ponen, responde el politólogo.
Cuando uno carece de argumentos, de razones sólidas, suele recurrir al insulto, a la denuncia denigrante, acusando a todos los oponentes de farsantes y delincuentes, con la intención de hacerlos callar y destruirlos personal y políticamente, una vieja técnica propia de las dictaduras, indica la nieta del anarquista.
Es lo que han dicho Joan Lluís Bozzo, de Dagoll-Dagom, y Montserrat Carulla: menosprecio y humillación. Pero con la esperanza de que éste sea el último President de la Generalitat procesado por causas políticas, han dicho, comenta hija de la bibliotecaria.
Ironías del destino: el palacio del Tribunal Superior de Justicia está situado precisamente en el Passeg Lluís Companys, presidente de la Generalitat que fue juzgado y condenado a muerte por republicano y catalanista, comenta la vidente del barrio.
¿Por qué hay tanta sangre y suciedad bajo las alfombras de la política?, pregunta el poeta romántico.
El humorista del barrio sigue sin humor, está resfriado y pide un carajillo doble de ron.
¡Marchando, carajillo doble contra viento y marea!, dice la dueña del bar.



UNA HISTORIA INTERMINABLE

La hermana del informático lee en Internet: El poeta Francesc Parcerisas pregunta a quienes están en contra de apoyar a los tres políticos catalanes (habrá otros procesados los próximos días), que fueron elegidos democráticamente y serán enjuiciados mañana, acusados de delitos político-jurídicos, según la legalidad vigente..., pregunta a quienes están en contra: "¿Si hubieran estado y hubiesen podido, no habrían hecho nada para impedir o denunciar el fusilamiento del Presidente Companys?" (¿Si hi haguessin estat i haguessin pogut, ¿no haurien fet res per impedir o denunciar l'afusellament del President Companys?).
Cuyo juicio y sentencia a muerte, por razones políticas, fuer dictada y cumplida a raja tabla, según la ley vigente en aquellos años, recuerda el politólogo del barrio.
Siempre hay que respetar la ley vigente, aunque a veces nos pueda parecer injusta por falta de conocimientos jurídicos, replica la cuñada del dentista.
Exacto, pero es que además sólo hubo un fusilamiento de este tipo, ¡y a saber lo que habría hecho este señor!, exclama la vecina que fiscaliza.
Claro, si hablamos de delincuentes peligrosos, ya es otra cosa..., dice la vidente del barrio, sarcástica.
"Ley de vagos y maleantes, comunistas, anarquistas, catalanistas y judeo-masones", ley que perseguía y detenía a todos los sospechosos, como decía mi abuelo, recuerda la nieta del anarquista.
El novelista y poeta Miquel de Palol escribe en el artículo Llei, legitimitat i oportunitat: “¿Los empapelarán a todos? ¿Colapsarán los juzgados del país?” (Els empaperaran a tots? Col·lapsaran els jutjats del país?), comenta la librera del barrio.
¿Cuándo habrá un mundo tolerante, sin crueldades?, pregunta la dueña del bar.
Cuando deje de haber intolerancia y mordazas, contesta la sobrina de la peluquera.
El humorista no está de humor y pide otra cerveza, exclamando, ¡malditos dictadores de ayer, hoy y mañana!


viernes, 3 de febrero de 2017

PARA DESINFECTAR VIVIENDAS, OFICINAS Y PRISIONES, LEJIA "CONEJO" ES LA MEJOR

¿Han leído el titular de La Vanguardia?, pregunta la hermana del informático, y lee: "Más de 20.000 personas se inscriben en la movilización por el juicio a Mas, Ortega y Rigau”.
¡Querrás decir 20.000 presuntos delincuentes que irán a vitorear a 3 presuntos delincuentes, y además se inscriben y chulean!, replica la cuñada del dentista.
Tiempo de ventiladores, porquería por todas partes, replica la sobrina de la peluquera.
Todos esos, al vitorear con sus gritos de independencia, lo que quieren es tapar la gran corrupción catalana que ya viene de hace siglos, como apuntan los medios más serios, explica la vecina que fiscaliza.
¿Tanto tiempo?, parece mentira, no lo sabía, “de aquellos polvos, estos lodos”, bromea la hija de la bibliotecaria.
"El Caudillo fue vitoreado a su paso por la Avenida Generalísimo Franco", repetía el NO-DO en los cines, con redundancia, por si no quedaba claro, indica el humorista del barrio.
¡No me vengan con nostalgias victimistas: no es lo mismo desplegar al viento la bandera con amor, para ensalzar las virtudes patrias, que utilizarla como tapadera de vicios y corrupciones, a la descarada!, exclama la cuñada del dentista.
Ah, si todo está tan sucio y huele tan mal, habrá que desinfectar, recomienda la vidente del barrio.
Espero que lo diga de verdad, con la mano en el pecho, y no con cinismo de lo más rastrero y sucio, responde la vecina que fiscaliza.
Para tales menesteres, nada limpia mejor que “Lejía Conejo”, anuncia la dueña del bar.
O aceite de ricino, de gran eficacia depurativa, recordaba mi abuelo, dice la nieta del anarquista.
El mundo es cruel, todo es destrucción, apunta el poeta romántico del barrio.
Para desinfectar viviendas, oficinas, tiendas y prisiones, "Lejía Conejo" es la mejor, comenta la sobrina de la peluquera.
El politólogo calla y pide un segundo carajillo de Anís del Mono.




jueves, 2 de febrero de 2017

PROHIBIDO EL PASO


Precintar o no precintar, suspender o no suspender el acto, ésta es la cuestión, comentan en el bar del barrio.
¿Cómo se precinta un colegio electoral, cómo se suspende un acto, dialogando o por la fuerza?, pregunta la vidente del barrio, que ve que las cosas van a peor, añade.
Si es por la fuerza, ¿qué fuerza será?, pregunta la hermana del informático.
¡Y todo por un maldito referéndum, que hubiera podido ganar el No en su día!, exclama el politólogo del barrio.
Miedo a volar, a nadar, a correr, miedo a moverse, a cambiar, apunta la sobrina de la peluquera.
¡Nada de vuelos, todos los pájaros a la jaula y que se reproduzcan sin tanta mandanga!, advierte la cuñada del dentista.
Como antaño, bien dicho, ¡vaya pájaros! afirma la vecina que fiscaliza.
De tal palo, tal astilla, "¡me lo decía mi abuelito, me lo decía mi papá!", canta el humorista.
¿Cómo se precinta la libertad?, pregunta la nieta del anarquista.
¡Libertinaje, querrás decir libertinaje!, replica la cuñada del dentista.
Ah, si es libertinaje..., la cosa pinta fea, apunta la dueña del bar.
"Artistas bajo la carpa del circo: perplejos", prohibido el paso, dice el humorista.














(Imagen: Fotograma de la película Artistas bajo la carpa del circo: perplejos, de Alexander Kluge, escritor, cineasta y activista político, del cual hay una magnífica exposición en el Palau de la Virreina , de Barcelona.)


miércoles, 1 de febrero de 2017

AQUÍ, ALLÁ, Y MÁS ALLÁ LAS ESTRELLAS

"Existe el problema de aquí que viene del problema de allá", lee la hermana del informático en un revista marginal.
¿Cómo, cómo?, aquí hay un problema, pero allá no, por favor, replica la fiscal del barrio.
Usted misma lo ha dicho: aquí y allá, contesta la vidente del barrio.
Aquí hay un problema y allá también, no nos engañemos, dice el politólogo, que es de aquí y de allá.
Yo soy de aquí, dice la sobrina de la peluquera
Pues yo soy de aquí y ahora soy de allá, contesta la cuñada del dentista.
Yo soy de allá y ahora soy de aquí, dice la dueña del bar.
No soy de aquí ni soy de allá, canta Julio Iglesia, que es de Hawai, canta la librera del barrio.
Hawai-Bombay / son dos paraísos / que a veces yo / me monto en mi piso, de Mecano, canta la hija de la bibliotecaria.
En el circo somos nómadas y no tenemos lugar fijo, informa el humorista.
Mi abuelo no era de ningún lugar y al final todos lo perseguían, advierte la nieta del anarquista.
La tierra es de todos, menos para quien la trabaja”, dice la vidente.
España, aparta de mí este cáliz, el gran poema de César Vallejo sobre la guerra civil, apunta el poeta romántico del barrio.
¡Nada de guerras, no al referéndum, y ya está!, exclama la cuñada del dentista.
¿Por qué no?, pregunta la hermana del informático.
¡Porque sí, digo, porque no!, replica la cuñada.
Ah, bueno, si es así..., dice la dueña del bar.
Miedo a volar, como le pasa a mi canario, que no es de Canarias, sino de la calle Escudellers, explica la sobrina de la peluquera.
Aquí, allá, y más allá las estrellas, canturrea la nieta del anarquista.





lunes, 30 de enero de 2017

POEMA INÉDITO DE CRISTINA PERI ROSSI

ANOCHÉ SOÑÉ CON TU SEDUCCIÓN
II

Salones
cortinas
escaleras

mujeres desconocidas deambulando
de pronto te vi

alta morena
espesa cabellera negra
ojos brillantes

me lanzaste un dardo
una profunda mirada de complicidad
y perdí el rumbo
perdí el tiempo
perdí el tino
perdí el regreso
perdí a quien me esperaba en una habitación

Te busqué
esa complicidad anunciada
esa noble dulzura
la silueta de los sueños más profundos

Habías desaparecido
y yo estaba sola
extraviada
buscando anclar en los salones
revueltos como mares.

Sola y extraviada
como Dante vio a Beatriz
un instante
y la amó toda la vida
toda la escritura.